El superintendente de servicios públicos José Miguel Mendoza Daza, anunció en Cali que en los próximos días se conocerán los pormenores del convenio internacional adquirido con el gobierno británico para garantizar la prestación de los servicios públicos en zonas remotas del país. El acuerdo económico, firmado hace un mes a través del fondo empresarial de la entidad, concentrará entre sus prioridades recursos para aliviar  a las compañías intervenidas en el país. "Por ejemplo en el remozamiento de compañías intervenidas que por su actual situación están afectando a los usuarios, con estos recursos podrán salir de la etapa de intervención. El objetivo es que la Superintendencia acompañe a estas empresas para que puedan retomar la autonomía", insistió Mendoza. No obstante, añadió que la mayoría de los recursos cercanos a 1 billón de libras esterlinas, tendrán como objeto llevar agua, energía, gas, acueducto y aseo a lugares del país que nunca han contado con dichos servicios. Entre tanto, el superintendente anunció un segundo convenio con las entidades de vigilancia y control británicas, para capacitar a los funcionarios colombianos en esta materia.