Cargando contenido

La medida acoge a uno de los ríos más importantes de Chocó.

Río Quito
La medida surge tras un análisis conjunto con entidades del Sistema Nacional Ambiental y cobija también a quienes cuentan con licencia o algún tipo de permiso para la explotación minera.
Colprensa

El Ministerio de Ambiente ordenó la suspensión temporal de todo tipo de actividades mineras tanto en el río Quito, de Chocó, como en la subcuenca y sus afluentes, con el fin de hacerle frente a la delicada situación ambiental por la que atraviesa esta fuente hídrica.

A través de un comunicado el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, señaló que con la medida se busca reforzar acciones interinstitucionales para controlar los trabajos de explotación minera, así como el uso de retroexcavadoras y dragas en estas aguas.

Esta suspensión acoge aproximada de 166.000 hectáreas de márgenes de este río y sus afluentes, las cuales se han degradado producto de la actividad minera. 

La medida surge tras un análisis conjunto con entidades del Sistema Nacional Ambiental y cobija también a quienes cuentan con licencia o algún tipo de permiso para la explotación minera.

La extracción minera ha llevado a que se contaminen las aguas, además de ser afectadas por la deforestación de sus rondas y el cambio de su cauce. 

Según informó el Ministerio, la medida de suspensión se levantará luego de que “la Corporación Autónoma Regional del Chocó (Codechocó) adopte el Plan de Ordenamiento Ambiental de la subcuenca del Río Quito”.

Por esto Codechocó, en cumplimiento al acto administrativo, deberá iniciar con los procesos administrativos sancionatorios de carácter ambiental frente a este caso, al tiempo que optar por medias compensatorias o de reparación de los daños producto de la explotación minera en el río.                                                                             

También se determinó que cuando se levante la medida ya se hayan restaurado los cauces y las rondas de este afluente, lo que se confirmaría con un informe técnico que entregará Codechocó.

De igual forma el Ministerio advirtió que “hasta que no estemos completamente seguros y corroboremos que estas actividades han sido suspendidas; que se haya hecho la revisión del caso y que las labores que vayan a continuar lo hagan en el marco de las autorizaciones y permisos, tanto mineros, como ambientales, se seguirá implementando la medida”.

Desde el Ministerio también se alertó que estas actividades mineras, en su mayoría, son ilícitas, por lo que durante la suspensión se hará el proceso de evaluación y revisión de licencias y cumplimiento de la normativa ambiental para acabar con las redes criminales que se lucran de este negocio.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido