Este acto que se cumplirá en la plaza principal de Trujillo, se realiza en cumplimiento del acuerdo de solución amistosa, suscrito ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en el caso que tuvo lugar en esta zona del Valle del Cauca, entre 1988 y 1992 que dejó como saldo 303 personas asesinadas. Del evento que tiene lugar 22 años después de las denuncias sobre violaciones sistemáticas de los derechos humanos, harán parte familiares de las víctimas, mientras que en representación del gobierno nacional asistirá el ministro de Justicia Yesid Reyes Alvarado. En el año 1995 fue la primera vez que el Estado colombiano reconoció su responsabilidad en este hecho doloroso que bañó de sangre a esta población del Valle del Cauca.