Cargando contenido

Jorge Iván Ospina pidió al Gobierno Nacional un gran crédito de $1 billón para los entes territoriales.

Alcalde Jorge Iván Ospina
Alcalde de Cali pide firmar un pacto por la reactivación económica de la ciudad.
Cortesía Alcaldía de Cali

Para mitigar la crisis económica generada por la pandemia de la COVID-19, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospin,a propuso que grandes contribuyentes tributen más en lo que llamó una ‘economía por el bien común’.

“Esta economía debe tomar instrumentos como si se tratara de momentos de guerra, debe colocar impuestos extraordinarios a grandes fortunas y salarios y proveer acceso a crédito público a los entes territoriales con tasas compensadas y de largo plazo para pago”, dijo el mandatario a través de su cuenta en Twitter.

Le puede interesar: Sorprenden a 100 personas reunidas en casa de fallecido por Covid en Cali

La propuesta de Ospina contempla la posibilidad de obtener, por parte del Gobierno Nacional, un crédito de $1 billón para los entes territoriales con el objetivo de generar proyectos que requieran la mano de obra y con los que se puedan generar empleos.

“Que nos lo pueda entregar el Banco de la República, que durante tres o cuatro años, que no se pague intereses ni capital y que la ciudad lo pueda asumir para pagarlo en 10 o 15 años y de esta manera tener un plan de choque para activar la economía en Cali”, dijo el Alcalde de Cali.

Así, la ‘economía por el bien común’, según el mandatario, debe llevar a proyectos intensivos en mano de obra que posibiliten a su vez mayor y mejor infraestructura para lo que será la era postpandemía.

“Tenemos que firmar un pacto por la reactivación económica de Cali. Debe ser firmado entre organizaciones sindicales, las empresas privadas y públicas y todos los sectores que quieran coadyuvar. Demanda inicialmente la movilización de los servicios, la gastronomía, el turismo y la hotelería”, agregó Ospina.

Le puede interesar: Incautan ocho toneladas de marihuana en el Valle del Cauca

Cali ha sido una de las ciudades más afectadas por la crisis de la COVID-19 sobre todo en los sectores de la cultura y la gastronomía.

De acuerdo con la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, en la ciudad un total de 2.120 restaurantes tuvieron que cerrar. Aunque ya se autorizaron los pilotos de reapertura, muchos establecimientos quedaron muy afectado como para reabrir pronto.

Según el último reporte del Instituto Nacional de Salud (INS), Cali tiene 24.775 casos de la COVID-19 y una ocupación del 78.8% para camas exclusivas de pacientes con coronavirus.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido