Una vez se instalaron los cerramientos de las graderías donde se adelantarán los eventos centrales de la Feria de Cali sobre la Autopista Suroriental, en redes sociales los caleños manifestaron su inconformidad al considerar que se trataba de una demostración excluyente. En las últimas horas, y luego de que se pintaran grafitis sobre estas vallas metálicas en los que se exigía más inclusión para las personas que no pueden acceder a un puesto en la gradería por falta de recursos, la Alcaldía de Cali anunció algunas modificaciones en los cerramientos. Juan Pablo Paredes, Alto consejero para la seguridad de Cali, explicó que lo que las latas serán movidas hacia la espalda de las graderías, lo que permitirá una mejor visibilidad para las personas que no se encuentren en las mismas. Sin embargo aclaró que no se contempló retirar estos elementos, debido a que hacen parte de la logística para garantizar la seguridad a los cientos de asistentes al Salsódromo, al desfile del Cali Viejo y al de autos clásicos y antiguos. “Lo que estamos haciendo es una revisión técnica de los cerramientos alrededor de la calle de la feria y de ese espacio que ya tiene una infraestructura instalada. Es imperativo evitar que las personas ingresen debajo de las graderías por un tema de riesgo y de seguridad, tanto de los espectadores, como para los artistas que están desfilando en los eventos”, explicó Paredes. El funcionario añadió que esta modificación busca conservar el orden y mantener la seguridad, al igual que permitir no se pierda totalmente el contacto visual con lo que ocurre en la calle de la feria. “Las láminas se van a correr y se van a pegar a la estructura de las graderías para que quede un solo cuerpo que nos permita cumplir con dos funciones, evitar que cualquier persona ingrese a la parte inferior de las graderías y nos abra la posibilidad que en los espacios que sea viable, haya visibilidad desde la parte externa de la calle o de la zona que está cerrada. No significa que haya flujo libre por ese sector, donde no pongamos las láminas, vamos a poner un cerramiento con vallas porque el orden es indispensable para que haya seguridad”, anotó. Sobre los daños que puedan sufrir estas láminas o en el peor de los casos, las mismas graderías que fueron instaladas hace más de una semana, el Alto consejero para la Seguridad advirtió que no se permitirán los hechos de vandalismo, por lo que las personas que atenten contra esta estructura, deberán responder ante las autoridades. “Rechazamos vehementemente cualquier hecho de vandalismo en la ciudad, no se puede excusar con estar en desacuerdo con una política, con tomar medidas de hecho y deteriorar la ciudad. Apelamos a dos cosas, al reforzamiento del esquema de seguridad donde tendremos cero tolerancia con el vandalismo y las personas que sean sorprendidas haciendo daños, deberán responder jurídica y judicialmente por sus actos, pero también apelamos al compromiso que tiene la comunidad de ver a la ciudad bonita para vivir la fiesta en paz”, añadió. La Policía Metropolitana de Cali prestará vigilancia en la calle de la feria durante las noches, para evitar acciones vandálicas contra las estructuras allí instaladas.