Cargando contenido

El Ideam elevó la alerta de amarilla a naranja en esta localidad.

Las intensas precipitaciones han ocasionado inundaciones y deslizamientos en la zona rural.
En la vereda El Guabal fueron construidas varias casas sobre un canal de aguas lluvias y por esta razón, en que cada temporada invernal se presentan inundaciones.
Foto RCN RADIO Cali

Continua la alerta por parte de los organismos de socorro en el Valle del Cauca, ante las fuertes lluvias que reaparecieron en la madrugada y mañana del pasado sábado, especialmente en el municipio de Jamundí donde varios corregimientos y veredas se vieron afectados por inundaciones. 

Una de las poblaciones afectadas fue el corregimiento de Bocas del Palo que quedó incomunicado con la zona rural de dicha localidad, tras el desbordamiento del zanjón Potrerito.

“El problema que tenemos los habitantes de Bocas del Palo, tiene que ver con que cada que lluvia fuerte o llega la temporada invernal, nos inundamos porque el puente que comunica nuestro caserío con la vereda El Guabal está muy deteriorado y cuando se crecen los ríos quedamos sin cómo salir de acá”, indicó Jorge Díaz, habitante del corregimiento.

Las inundaciones que se presentaron el fin de semana, dejaron grandes pérdidas en los diferentes cañaduzales que hay en los alrededores de la vereda, generando que la producción del cultivo se retrase.

Le puede interesar: Emergencias por lluvias en el municipio de Jamundí (Valle)

“El fuerte de la comunidad es trabajar en las labores de la caña de azúcar y con estas lluvias los ingenios están perdiendo tonelaje y esto a su vez está perjudicando a gran parte de la comunidad de Bocas del Palo que tienen su sustento gracias al trabajo con la caña”, agregó.

Por su parte las autoridades anunciaron que seguirán realizando visitas a las zonas que tienen mayores riesgos por deslizamientos e inundaciones para entregar recomendaciones a sus habitantes. 

Son más de 1.200 familias las que se han visto afectadas en la zona rural de Jamundí por derrumbes que han tapado la vía principal que comunica los corregimientos de Villa Colombia con la Meseta y la Liberia”, manifestó Édgar Yandi, alcalde de Jamundí. 

Las autoridades competentes realizarán un consejo para analizar los riesgos y para determinar si se declara la calamidad pública del municipio y así pedir ayuda al gobierno nacional.

Entre tanto, en Cali la alerta naranja se mantiene, así como el monitoreo sobre sus principales ríos como Aguacatal, Meléndez y Cali por las constantes lluvias.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido