Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Las comunidades piden presencia de las autoridades.
Momentos en que campesinos huyen de grupos ilegales en el sur de Córdoba.
Cortesìa/Andrès Chica

El defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis, se reunió con la población afrocolombiana e indígena de los municipios de Medio San Juan e Istmina, que han resultado víctimas de desplazamiento forzado por las acciones armadas del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC).

 “Vine a sus propios territorios para acompañarlos, apoyarlos y decirles que estamos trabajando para proteger sus derechos humanos. Ahora que son víctimas del desplazamiento forzado y del confinamiento les reitero que como Defensoría seguiremos prestos para impulsar la gestión estatal que sea necesaria para que se restablezcan sus derechos”, dijo este viernes el Defensor del Pueblo.

Desde el municipio de Istmina, Camargo Assis dio a conocer la alerta tempana de Inminencia 020- 21, "para los municipios de Medio San Juan e Istmina (Chocó), en la que se advierte la situación de desplazamiento forzado, confinamiento, homicidios y elevado riesgo de enfrentamientos -que infringen el principio de precaución del Derecho Internacional Humanitario (DIH)-, sobre la población afrocolombiana perteneciente a los Consejos Comunitarios de Acadesan, Cocominsa y al Resguardo Indígena de Unión Wounaan, La Lerma y Macedonia del Pueblo Wounaan".

En el documento se especifica que, "desde el pasado 15 de agosto, hay combates entre el ELN y las AGC, luego que se acabó un pacto entre esos dos grupos armados ilegales que habían iniciado en el 2017 por el control del territorio, por las rentas de las economías ilegales, cadena del narcotráfico, cultivos de uso ilícito y procesamiento de coca, y extracción ilícita de recursos naturales (minería y exploración de madera)", entre otras actividades criminales.

Lea además: Metro de Medellín recibió autorización para operar con aforo del 100%

Los enfrentamientos en la actualidad se dan porque las AGC buscan entrar a territorios que venían siendo controlados por el ELN, y de este grupo hacia territorios de dominio de las AGC.

Los pasados 12 y 13 de agosto, las AGC ingresaron a la comunidad de la Unión, de Dipurdu y El Guasimo, en el municipio de Medio San Juan, donde pintaron las viviendas con logos alusivos al grupo armado ilegal y retuvieron e interrogaron a civiles.

El 14 de agosto el ELN asesinó a un civil en cercanías de la comunidad de Negría (Istmina), según las denuncias, porque habría sido acusado y señalado de ser informante de las AGC. Al día siguiente, el 15 de agosto, hubo combates entre el ELN y las AGC en la parte alta de la comunidad de Dipurdú y por la zona del cementerio.

Esto causó que aproximadamente 965 familias y 1.227 personas se desplazaran hacia la comunidad de San Miguel. Otras familias se habrían desplazado de la comunidad la Unión (Medio San Juan), al municipio de Istmina.

Los que resisten al desplazamiento forzado se encuentran en situación de confinamiento, es decir, cerca de 1.391 personas pertenecientes a las comunidades de la Unión, San Miguel e Isla de Cruz.

Cabe recordar que el las autoridades del municipio de Medio San Juan (Chocó) informaron que la fuerza pública tomó el control en el territorio y garantizó la seguridad de la comunidad, por tal motivo las familias que estaban en los albergues, decidieron regresar de a poco a sus tierras.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.