Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Alfonso Mosquera Murillo
Alfonso Mosquera Murillo, otro de los atletas víctimas del atentado en Bogotá.
Facebook Realidad Colombia Libre

El municipio de Pradera, Valle del Cauca, está de luto por la pérdida de uno de sus hijos más ilustres, luego de que Alfonso Mosquera Murillo cayera víctima del atentado terrorista con el carro bomba en la Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander, al sur de la Capital de Colombia.

El deportista, de solo 23 años,  iba a graduarse a finales de enero como patrullero de la Policía, pero sus sueños se diluyeron en medio de un acto vil que provocó el dolor y las lágrimas entre sus amigos y familiares.

Vea aquí: Hallam Bayona, un atleta humilde y disciplinado víctima de la violencia

El lanzamiento de disco fue su disciplina, en la que Alfonso se destacó, compitió en representación de su departamento y conquistó varias medallas, en una actividad que alternaba con su deseo de convertirse en uno de los policías de la patria.

Dentro de su entorno era reconocido por la alegría con la que encaraba cada día de su vida, y por la fortaleza y dedicación que le imprimía a la realización de sus metas, tanto deportivas como profesionales.

Además del atletismo y de su vocación a la bandera, ‘Alfonsito’ disfrutaba del baile y de la compañía de la gente de su barrio; en Pradera lo describen como un gran ser humano, ejemplar amigo y mejor hermano.

Luis Alfonso Mosquera, padre del atleta, dejó a un lado la tristeza y el vacío por el fallecimiento de su hijo para expresar una reflexión dirigida a quienes cometieron el acto criminal. “Era un buen muchacho y un ejemplo para sus hermanos. A la gente buena que no le hagan esto, que se pongan la mano en el pecho y en el corazón, que ven que los nuestros hijos también sufren y son muchachos inocentes”, manifestó.

Le puede interesar: Cristian Maquilón, otro lanzador de disco que murió en el atentado

Su entrenadora, Yolanda Beltran, rememoró la actitud hacia la vida que caracterizaba a Alfonso y compartió que “siempre tenía química para hacernos reír”.

En Pradera esperan el último retorno de Alfonso Murillo, para rendirle homenaje, con la bandera a media asta y las oraciones de toda una nación que ruega para que espíritus como el de Alfonso y el de tantas vidas inocentes no se extinga.

Fuente

Antena 2

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.