La inflación ha superado ampliamente el techo que había fijado como tope el Banco de la República y por ello esta entidad en su afán de bajar la inflación mediante el incremento de la tasa de interés, comenzó a enfriar la economía, castigando el consumo. Esta afirmación la hizo el presidente de la junta directiva de la Asociación Nacional de Exportadores, Analdex, Ronald Bakalarz, quien señaló “la inflación se debe más a factores como la devaluación del peso y su impacto en los bienes importados tanto de materias primas como de los productos finales, al fenómeno del Niño y su efecto sobre la agricultura y consecuentemente a los precios de los alimentos y recientemente al paro camionero”. A raíz de estos y otros factores, el dirigente gremial le hizo un llamado a la junta directiva del Banco de la República para que no continúe incrementando la tasa de interés para evitar llevar a la economía a la postración, precisó. Finalmente señaló que en un país como el nuestro donde cada día se busca estimular más las compras mediante tarjetas de crédito, estos altos costos de financiación desestimula el consumo de una manera importante. Sin embargo a pesar de esto las empresas no tienen margen para bajar sus precios, ya que sus costos no lo permiten.