Transcurridas las primeras horas del cese el fuego unilateral de las Farc, mientras la comunidad de zonas como Argelia, en el sur del Cauca pidieron que sea indefinido, la Fuerza Pública asegura que no disminuirán las acciones para garantizar la seguridad. Una aparente tranquilidad se ha vivido en el departamento del Cauca tras el inicio del cese de las hostilidades por parte de las Farc. En zonas como Caldono, Corinto y la costa pacífica se ha reportado tranquilidad y en otras como Argelia los habitantes piden porque este sea el inicio de la terminación de las confrontaciones. “es lo que esperamos, que sea bilateral y que no sea solo por un tiempo sino indefinido porque sobre todo las regiones que somos las más alejadas son las que vivimos de manera diferente el conflicto” dijo Francisco Herrera. Mientras la comunidad espera que los enfrentamientos y las acciones armadas disminuyan, las autoridades ratificaron que los operativos en contra de los grupos armados al margen de la ley continuarán, así lo señaló el coronel Pedro Rodelo, comandante de la Policía Metropolitana de Popayán. “nosotros no vamos a cambiar, tenemos una misión constitucional, no solamente van a quedar otros grupos que precisamente hacen presencia en la zona en el departamento”, puntualizó el alto oficial. Avanza el primer día del cese el fuego unilateral de las Farc y se mantienen los dispositivos de seguridad para garantizar los eventos conmemorativos del 20 de julio en el departamento del Cauca.