Foto referencial de archivo

 

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, aprobó diez mil millones de pesos que deberá desembolsar el contratista de la vía Mulaló-Loboguerrero, por compensación ambiental que se destinarán a tres cuentas que impactan las obras.

El asesor de la Gobernación del Valle, en este tema y director de la  Unidad Ejecutora de Saneamiento Ambiental, Diego Victoria, puntualizó que “por la repercusión que tiene la construcción de la carretera en el tema ambiental, los contratistas aportan recursos por ese monto para compensar los posibles daños ambientales que se tienen”.

El funcionario señaló que esto permitirá comenzar a trabajar los proyectos para la restauración de las cuencas de Yumbo, La Cumbre y Dagua: “Se va a trabajar en compra de terrenos, mejora de terrenos, reforestación de terrenos y fundamentalmente en aquellos predios que tienen alto interés hídrico para la población y que vive en esas cuencas”, explicó.