Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

ISAÍAS DUARTE CANCINO
Monseñor Isaías Duarte Cancino.
Colprensa

Por el reconocimiento que recientemente hicieron los exintegrantes de la guerrilla de las Farc Farc, sobre la autoría del magnicidio del dirigente conservador, Álvaro Gómez Hurtado, el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, les solicitó  de nuevo que den claridad sobre el asesinato de monseñor Isaías Duarte Cancino, ocurrida en el año 2002.

En su cuenta de Twitter, el representante de la Iglesia Católica manifestó que la sociedad en Cali y el país, aún esperan la verdad sobre este hecho y cuestionó si este crimen está en la agenda de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). 

Le puede interesar: Conservadores promueven plantón contra Farc para exigir verdad en caso Gómez Hurtado

 “Endeudados con un pasado abrumador, necesitamos más procesos que permitan recomenzar desde la verdad; pero no solo para beneficiarse el  que se inculpa, sino como entrega cuidadosa de ella a las víctimas y afectados, para abrir caminos de sanación. El modo y el fin importan”, afirmó monseñor Monsalve.

A esta petición se sumó el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, quien les solicitó a los exguerrilleros que admitan si participaron directa o indirectamente en el asesinato.

“Ahora que las Farc reconocen que son responsables en el crimen de Álvaro Gómez Hurtado y otros líderes y personalidades del país, es importante para la vida de la capital del Valle saber si este grupo, cuando estaba en la insurgencia, también fue responsable del magnicidio de monseñor”, agregó el mandatario.

Lea también: Corte Suprema debe investigar a Lozada por crimen de Álvaro Gómez Hurtado: Néstor Humberto Martínez

Los hechos acontecieron el 16 de marzo del año 2002, cuando monseñor Isaías Duarte Cancino, quien ejercía como Arzobispo de Cali, salía de la capilla del Buen Pastor, del barrio Ricardo Balcázar, al oriente de la ciudad, donde había presidido una boda masiva; sin embargo, sicarios le dispararon en repetidas ocasiones y acabaron con su vida.

La Fiscalía General de la Nación le atribuyó este crimen a las Farc, luego fue detenido el presunto pistolero que no aceptó los cargos y ya se encuentra en libertad condicional, pero la responsabilidad del homicidio sigue sin aclararse.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.