En poder de las autoridades indígenas del municipio de Paéz, permanece un hombre de 25 años que en medio de la celebración de navidad, activo una granada de gas lacrimógeno, generando una estampida que causo la muerte de una niña indígena de 12 años. El hecho se presentó en el corregimiento de Mosoco, donde según Rafael Enrique Perdomo, consejero del CRIC, se adelantara una asamblea para aplicar un remedio al comunero que causo los hechos. "El gas de la granada y la gente que por salir del lugar paso por encima de la niña sido las causas de la muerte" indico Perdomo. Al parecer la granada de gas había sido obtenida por el nativo tras los enfrentamientos con la  policía, en el anterior paro indígena en este departamento.