La Policía ofreció una recompensa de hasta 10 millones de pesos por información que permita dar con los sicarios que le dispararon.

Asesinato o crimen
Imagen referencial
Foto: Archivo Colprensa

La subdirectora administrativa del Hospital Raúl Orejuela Bueno de Palmira fue asesinada por sicarios cuando llegaba a la casa de un familiar en dicha localidad del sur del Valle del Cauca.

Se trata de Paula Andrea Varón Muñoz, de 47 años, quien conducía su vehículo y cuando arribaba a una residencia ubicada en el barrio Santa Ana, fue sorprendida por una motocicleta desde la que le dispararon en repetidas ocasiones.

La funcionaria recibió un disparo en la cabeza y otro en el hombro derecho, que le provocaron la muerte cuando era atendida en la clínica Palma Real de la misma localidad.

El coronel Eliseo Suárez, comandante del Distrito de Policía de Palmira, ofreció una recompensa de hasta 10 millones de pesos a quien brinde información que permita dar con el paradero de los responsables de este homicidio.

Por su parte, la Fiscalía inició los actos urgentes para establecer los móviles del crimen, investigar sí en los últimos meses había recibido algún tipo de amenazas, así como dar con los autores materiales e intelectuales del atentado.

La funcionaria llevaba varios años vinculada al Hospital Raúl Orejuela Bueno.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido