A ajustes de cuentas entre bandas dedicadas al microtráfico de droga, atribuyeron las autoridades el atentado con granada que se registró en la madrugada de este domingo en una licorera del barrio Bellavista del municipio de Yumbo, Valle.


El comandante operativo de la Policía Metropolitana de Cali, coronel Fabián Ospina, dijo que ya se tienen algunos indicios sobre los delincuentes que habrían cometido el acto criminal que dejó una persona muerta y siete más heridas, entre las que se encuentran varios menores de edad.


Con labores de vecindario y sobre algunos vídeos de cámaras de seguridad instaladas en la zona, investigadores del CTI de la Fiscalía y de Policía judicial, recopilan datos para conocer más detalles que permitan la captura de los  responsable que tras lanzar el artefacto explosivo, al establecimiento nocturno, escaparon en una motocicleta y en un vehículo.


James Valdés, secretario de Gobierno de Yumbo, afirmó que en las próximas horas se cumplirá un consejo de seguridad extraordinario para analizar esta situación de orden público y en la que se ofrecería una recompensa para quien suministre información que aporte a las investigaciones.


Por su parte la víctima fatal del atentado fue identificada como Natalia Paz Paz, de 27 años de edad, quien residía en el sector.


Los siete heridos identificados como Jefferson Andrés Sánchez, de 24 años, Jesús Alfonso Sánchez, de 60 años de edad, Jefferson Stiven Noriega, de 24 años, Andrés Mauricio Cuartas, de 18 años, y tres menores de 12, 16 y 17 años de edad, fueron trasladados al hospital La Esperanza de Yumbo y a instituciones médicas de la capital vallecaucana.


Se conoció extraoficialmente que el propietario del estanco donde fue lanzada la granada de fragmentación, tiene antecedentes penales por el delito de tráfico de drogas.