Puesto de Mando Unificado, instalado por la Policía para monitorear la ciudad. Foto cortesía Policía Metropolitana de Cali.

De acuerdo con el balance entregado por la Policía Metropolitana y la Secretaría de Seguridad y Justicia de Cali, en la capital vallecaucana fueron atendidas un total de 320 riñas durante este domingo. El secretario de Seguridad de Cali, Juan Pablo Paredes precisó que gran parte de estos hechos fueron ajenos a la final de la liga Águila, debido a que muchas de las personas involucradas se encontraban en estado de alicoramiento celebrando el día del padre. Añadió que en algunos sectores donde hinchas del Deportivo Cali intentaron agruparse, el Esmad de la Policía debió intervenir para disolver los encuentros y evitar alteraciones del orden público. El general Hugo Casas, comandante de la Policía Metropolitana, indicó por su parte que durante el domingo se registraron cuatro homicidios, todos ajenos a la fiesta del fútbol. En cuanto a las personas heridas, se tiene un reporte de 10 lesionados, sólo uno de ellos, un joven que vestía camiseta del Nacional y resultó herido con arma blanca en una de sus manos, se asocia con incidentes asociados al fútbol. Las autoridades incautaron tres armas de fuego, cuyos propietarios no portaban salvoconducto, al igual que pólvora; elementos que estaban prohibidos en la ciudad. La Secretaría de Movilidad de Cali impuso 230 comparendos e inmovilizó 32 vehículos, 4 de los cuales tras arrojar positivo en la prueba de alcoholemia, practicada a sus conductores. Para la administración municipal, las medidas preventivas implementadas, dieron un buen resultado, teniendo en cuenta que no sólo tenía lugar la final del fútbol profesional colombiano, sino la celebración del día del padre, el pago de la quincena y de la prima de mitad de año.