El gobierno municipal tomará medidas para frenar la violencia que ejercen los cobradores del llamado crédito gota - gota cuando los deudores se demoran en pagar, anunció el alcalde Maurice Armitage durante el consejo de seguridad.

“El gota-gota podría ser uno de los orígenes graves de la delincuencia y de varios homicidios sobre todo en comunas del oriente de Cali, por eso le advertimos a los que trabajan con esta modalidad que vamos a estar muy pendientes y de ser necesario judicializar cuando así se amerite, porque esto se está convirtiendo en una presión para la población”, concluyó el mandatario.

Afirmó también que se está abusando de las personas que acuden a esta figura comercial y gracias a investigaciones se encontraron con que muchos de los que prestan dinero presionan indebidamente a sus deudores, por ello recalcó que se hará un análisis para buscar la solución al problema social.

Según cifras los intereses de estos préstamos pueden llegar a estar entre el entre el 30 % y el 40 %.

Respecto al mismo tema la secretaria de Gobierno, Laura Lugo, indicó que la intervención será iniciada por la Policía y la Fiscalía, “se hará inteligencia y análisis sobre los lugares donde se hace ese trabajo. El año pasado hubo una captura de una banda delincuencial dedicada al gota-gota. A petición del Señor Alcalde vamos a empezar a buscar el foco de este problema. También intervendremos socialmente esta explotación de las personas necesitadas”, subrayó la autoridad de Gobierno.

Por su parte el general Nelson Ramírez, comandante de la Policía Metropolitana,  señaló que “miraremos en contexto para saber cuáles estructuras o cuáles personas, cabecillas de organizaciones se dedican al gota-gota con el propósito de iniciar un proceso de judicialización, teniendo en cuenta que muchas de estas estructuras inician con una transacción comercial de dinero, pero terminan en muchos casos con extorsiones, porque generan presión diaria que pueden terminar en homicidios”.

Esta modalidad de préstamo ilegal ha contribuido al aumento de los índices de delincuencia y homicidios en algunas comunas de la ciudad, principalmente la 14, 15 y 21.