Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El lugar había sido acondicionado como un establecimiento comercial pero no contaba con los permisos para su funcionamiento.
Luego de una denuncia ciudadana, la Policía descubrió una discoteca clandestina funcionando en Palmira, Valle del Cauca.
Cortesía Alcaldía de Palmira.

Un operativo que se realizó en el barrio El Triángulo, en el municipio de Palmira, ante una llamada de la comunidad, dejó en evidencia una fiesta clandestina que se realizaba en una discoteca con 60 personas aproximadamente.

Los asistentes incumplían todos los protocolos de bioseguridad y las medidas restrictivas de toque de queda y ley seca que hay en el departamento, desde el pasado viernes, y la cual termina este lunes a las cinco de la madrugada. 

Le puede interesar: Cali llegó al 93% de ocupación en las camas UCI
 
De acuerdo a las autoridades, aunque no se encontraron menores de edad, varias personas se negaron a mostrar sus documentos de identidad, sin embargo terminaron sancionados por la Policía. 
 
“Por información de la comunidad y por las redes sociales, se observó la queja por una fiesta que estaba realizando mucho ruido muy cerca a la cárcel de Palmira. Nuestras unidades llegaron y ubicaron una vivienda de tres pisos sin ningún tipo de letrero; sin embargo, en el primer y segundo piso se había acondicionado una discoteca con bar y mesas, por lo que se procedió aplicar la medida de comparendo por violación al toque de queda a la persona que reside en el lugar”, explicó el coronel German Manrique, comandante del Distrito de Policía de Palmira.
 
Las personas sorprendidas en el lugar fueron llevadas hasta una estación de Policía donde se les hizo efectivo los comparendos y luego conducidas a sus viviendas, mientras que durante el operativo el administrador de la discoteca fue capturado.
 
“El dueño del lugar deberá presentarse a un inspector de Policía donde le deben imponer otra sanción, no por incumplir el toque de queda, sino por no contar con los permisos para ejercer dicha actividad económica en ese lugar”, agregó el oficial. 

Lea también: Colombia ha aplicado 4.400.615 dosis de vacunas contra covid-19
 
La preocupación de las autoridades no termina, al ver que cada fin de semana se intervienen fiestas con gran cantidad de personas, en espacios que no son grandes ni tienen una ventilación adecuada y donde se incumplen todas las medidas de bioseguridad al no usar tapabocas ni el distanciamiento social. 
 
En Palmira, durante los dos días en los que han regido las medidas restrictivas, se han impuesto más de 130 comparendos a ciudadanos por desacatar el confinamiento continuo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.