Foto cortesía del Instituto Nacional de Telecomunicaciones, Instel.


Las autoridades investigan la muerte de una joven modelo caleña asesinada el pasado fin de semana en una calle de la Colonia Nápoles, en Ciudad de México, informaron allegados a la víctima.


Stephanie Magón Ramírez, de 23 años, había viajado de la capital vallecaucana a la capital mexicana el pasado mes de mayo, con el propósito de cumplir un contrato como modelo y con compromisos con agencias de publicidad de dicho país, explicó un vocero del Instituto Técnico Instel, donde la joven estudió cuatro semestres de la carrera de Comunicación Social.


De acuerdo con el comunicado de prensa del instituto educativo, en el que lamentan el sensible fallecimiento, la joven iba a graduarse como comunicadora en el mes de diciembre, una vez adelantará los protocolos de certificación.


Por su parte, Carlos Fernando Forero, profesor de Instel de Stephanie, manifestó que la modelo dejó huérfano a un niño de 4 años de edad y que hace dos años su único hermano había sido asesinado en Brasil.


Entre tanto, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, indicó que "la joven fue encontrada desnuda y presentaba diversos golpes como traumatismo craneoencefálico además de una fractura de mandíbula y fue reconocida por testigos que informaron que ella residía en una habitación arrendada en la calle Miami".


De otra parte, se conoció que familiares de la mujer pedirán a la cancillería colombiana ayuda para repatriar su cuerpo.