La Gobernación del Valle del Cauca reconoció que por fallas en la atención a víctimas de violencia de género, no se pudo evitar el asesinato de una mujer en el municipio de Tuluá a manos de su pareja sentimental. La mujer identificada como Norma Andrea Cardona de 23 años de edad y madre de dos hijos de 7 y 4 años, había acudido a la Casa de Justicia de dicha localidad el pasado 20 de noviembre, para denunciar los maltratos y amenazas por parte de su expareja, sin embargo en menos de 15 días fue asesinada por el hombre quien le propinó por lo menos 20 heridas con arma blanca, cuando estaba dentro de una vivienda del barrio Municipal. Luz Adriana Londoño, secretaría de la Mujer y de Equidad de Género del Valle, reconoció que las autoridades competentes no tomaron el caso con la importancia y seriedad que se debía por lo que nunca registraron la denuncia de la mujer. "La ruta no se activo de la forma que lo establece la normatividad y vemos que la comisaria de familia no actúa de la manera que debe actuar, el caso lo recibe una auxiliar administrativa quien es la que hace la combinaciona, la funcionaria manifiesta que por el volumen de trabajo que ella tiene es imposible poder atender todos estos casos", explicó Londoño. La funcionaria agregó que no se sabe el porqué no aparecen medidas de protección, ni el caso reportado en la fiscalia por lo que serán los entes de control los que tomen las medidas necesarias, además hizo un llamado a las mujeres para que no desistan de denunciar la violencia de género, procedimiento que se debe hacer directamente ante una comisaria de familia, en un centro de salud o ante la fiscalía. "En la segunda sesión extraordinaria convocada por la Gobernación del Valle del Cauca, la Mesa de Erradicación de Violencia del municipio de Tuluá ratificó que no se tuvo en cuenta la Ruta de Atención a Víctimas y que Norma Andrea tuvo atención el 27 de noviembre pasado y que como el sistema arrojaba una conminación, lo que hizo fue llamar al agresor y explicarle lo que podía ocurrir si se metía con ella”, precisó la secretaria de Mujer y Equidad de Género. Por su parte el presunto agresor identificado como Jhon Jader Mona, quien fue capturado por la Policía cuando intentaba esconderse en un cañaduzal, aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía y fue enviado a la cárcel acusado de feminicidio agravado.