Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Violencia en el puerto de Buenaventura.
Un hombre sujeta restos de balas en las calles del barrio Juan XXIII, en Buenaventura.
AFP

Wilmar Valencia, líder social en Buenaventura (Valle), denunció la falta de coordinación entre las autoridades locales y el Gobierno Nacional para solucionar la crisis de seguridad que afronta ese puerto del Pacífico colombiano, por los enfrentamientos de los grupos armados ilegales que se disputan el control del narcotráfico.

En diálogo con RCN Radio, el vocero comunal señaló que las autoridades están perdiendo la batalla contra esas organizaciones al margen de la ley, que tienen atemorizada a la población.

 

“Lo que yo veo es que las bandas criminales le están ganando al Gobierno. A plena luz del día matan a las personas, asustan a la comunidad, estamos pidiendo auxilio, nos están matando. Las balas penetran las casas hechas en madera” dijo.

El líder social también denunció que no hay recursos para la Personería de Buenaventura y tampoco hay giro de dinero para los centros asistenciales en el puerto.

Audio

(Audio) Líder social Wilmar Valencia, sobre crisis de seguridad en Buenaventura.

0:27 5:25

Valencia dijo que es necesario que haya oportunidades para los niños y jóvenes de esa región, con el fin de evitar que sean reclutados por esos grupos armados ilegales, que “los endulzan” con propuestas económicas.

“Lo que queremos es inversión social, que miren a la comunidad, que proyecten a los niños y jóvenes. Que hagamos proyectos reales, porque los proyectos son capacitaciones y de eso no llega a nada”, advirtió.

El líder social dijo que una de las grandes problemáticas que tiene Buenaventura es el hambre, ya que la mayoría de los habitantes no cuenta con oportunidades para sobrevivir de forma digna.

“Hubo capturas, aumentan recompensas, pero la verdad es que no hay inversión social. No tenemos héroes, antes los niños querían ser policías y ahora quieren ser jefes de esas mismas bandas criminales”, dijo.

Explicó que “lo único que queremos es tranquilidad y en paz. Decirles que esperamos una solución. Queremos pedirle a Dios que nos saque lo que estamos viviendo en los barrios”, advirtió.

El líder social concluyó que el próximo 10 de febrero se va a realizar una movilización en la ciudad en protesta contra la inseguridad y violencia en la región.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.