Foto archivo RCN Radio.

  Los beneficios convencionales de los trabajadores del Hospital Universitario del Valle han disparado los costos laborales de la entidad en más de un 80%, indicó la gobernadora del Valle Dilian Francisca Toro, quien preciso que esta situación es una de las causas del colapso financiero al que llegó la casa de salud. “La mayor parte de los ingresos del HUV ósea $8.000 millones de los $11.000 millones que le ingresaban cada mes, se iban en el pago de nómina y prácticamente no quedaban recursos suficientes para compra de insumos y funcionamiento.  Detrás de esta situación no sólo estaban los ineficientes manejos administrativos, la baja facturación y el no pago de las EPS, sino también la enorme carga prestacional de los trabajadores”, manifestó Toro. La mandataria de los vallecaucanos, también agregó que los trabajadores oficiales del HUV tienen un recargo de horas extras que se contabilizan cuatro horas antes de la hora límite, desde las 6:00 de la tarde y no desde las 10:00 p.m. como está establecido, van hasta las 6:00 de la mañana y se pagan un 1% por encima de su valor legal. Además de tener recargos dominicales y festivos. Con todo lo anterior, el costo anual del trabajador que normalmente asciende a $41.804.658 termina costando $77.314.621, incluidas las prestaciones legales, extralegales y convencionales. Con el ajuste financiero y administrativo que se viene haciendo en el HUV se espera que estos gastos se reduzcan y permitan que el hospital sea financieramente viable. Entre tanto a la bancada regional parlamentaria se le propuso la creación de una comisión que evalúe la convención colectiva de los trabajadores oficiales del Hospital Universitario, la cual podría estar integrada por algunos congresistas como Alexánder López, Jorge Tamayo, Jorge Iván Ospina, al igual que la secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes; el gerente del HUV, Juan Carlos Corrales, y el asesor de la Gobernación, Giovanni Ramírez.