Cargando contenido

Habitantes exigen construcción de sistema de interconexión eléctrica.

Energía
Consumo de energía aumentó en el país.
AFP

El comercio y el transporte se encuentra paralizado en Bojayá, Chocó, por las protestas de los habitantes que declararon un a paro indefinido a causa de la suspensión de la energía eléctrica desde el pasado 25 de diciembre.

Desde esa fecha se encuentra averiada la única planta del pueblo que no sólo dejó sin electricidad a todo el casco urbano, sino también sin acueducto; pues -aunque no es potable- este se provee a través de turbinas.

“La comunidad desesperada salió a las calles con pancartas y a realizar marchas para reclamar una solución a esta problemática que sufren desde hace dos meses”, aseguró el habitante José de la Cruz Valencia.

Por su parte el alcalde de Bojayá, Jeremías Moreno, reconoció que hay tensión entre la población, pero sostuvo que se está reparando la planta para garantizar al menos doce horas de electricidad nuevamente.

Manifestó que se gestionan los recursos para adquirir otro de estos equipos al final del mes para suministrar 20 horas de iluminación.

Los habitantes no levantarán la protesta  hasta que una Comisión de los gobiernos nacional y departamental lleguen a la localidad para brindar una solución inmediata que restablezca el servicio de energía y se acuerde para mediano plazo la construcción de un sistema de interconexión eléctrica que ya había sido aprobado.

Por una situación similar, la población de Unguía protagonizó fuertes desmanes que concluyeron con las quemas del Palacio Municipal, las instalaciones de empresa de servicios públicos y algunos vehículos de la Unidad de Gestión del Riesgo.
 

Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido