Cargando contenido

Dos iraníes se apoderaron de 50 millones de dólares destruyendo los ríos Quito y San Juan.

Desde Líbano, Estados Unidos y Bolivia lideraban red de minería ilegal en Chocó
Desde Líbano, Estados Unidos y Bolivia lideraban red de minería ilegal en Chocó. Foto: Policía de Carabineros

Una histórica intervención de la Policía de Carabineros permitió desarticular una red internacional de minería ilegal, responsable de la destrucción de los ríos Quito y San Juan, una de las zonas más contaminadas por mercurio y cianuro. Alias Moisés, ciudadano venezolano, fue capturado por aliarse con dos ciudadanos iraníes para explotar oro de manera ilegal y luego enviarlo hacia Estados Unidos y Canadá.

Estos sujetos legalizaban el oro a través de la empresa Vencol Mineral y rendían cuentas a bandas criminales del Líbano y Estados Unidos. Debido al poder que tenían ampliaron sus negocios hasta Bolivia. Incluso, entre los capturados hay un patrullero activo de la policía que facilitaba las acciones ilegales.

El Juez Primero Oral Administrativo de Quibdó, Yeferson Romaña, quien lideró la primera sentencia para indemnizar a los habitantes del río Quito afectados por la minería ilegal, explicó que son precisamente los extranjeros quienes más se han lucrado con la destrucción de los ríos en Chocó.

"La presencia de extranjeros explotando la minería ilegal en Chocó no es nueva, desde el 2009 se arraigaron muy fuerte. Son los extranjeros quienes más se han lucrado, han cambiado el curso del río, han afectado el medio ambiente, el paisaje, el agua que es un derecho fundamental, han puesto en riesgo la salud de las comunidades".

Leer más: Actividades mineras en río Quito (Chocó) deberán ser suspendidas

Los ciudadanos iraníes capturados, identificados como Hassan Jalali Bidgoli y Amir Mohit Kermani, quienes también tenían nacionalidad estadounidense, se habrían apropiado de 50 millones de dólares con la minería ilegal. Los delincuentes contaminaban los ríos explotando oro y platino usando grandes cantidades de mercurio y desviando los ríos.

El juez Yeferson Romaña explicó que los ríos más destruidos por la minería en Chocó son los ríos Atrato, Cantón de San Pablo, Quito, San Juan y Andágueda. Precisamente el río Quito fue el más destruido por los extranjeros capturados.

"El río más importante es el Atrato, así lo dijo la Corte Constitucional en su sentencia, pero el río Quito que es el río tributario más importante del anterior es donde más se ha presentado invasión de los criminales para trabajar la minería ilegal".

Lea además: A un año del fallo de la Corte, la contaminación del río Atrato es crítica

La Policía judicial también estableció que esta red internacional pagaba cuotas extorsivas al Clan del Golfo al mando de alias “El Negro Domínguez”, para que permitieran los trabajos y les brindaran seguridad.

Cabe recordar que en Chocó está el primer río reconocido como un sujeto de derechos por la Corte Constitucional. Sin embargo, pese a la protección, el río Atrato sigue sumergido ante las toneladas de mercurio que año tras año vierten las redes de minería criminal.

Desde Líbano, Estados Unidos y Bolivia lideraban red de minería ilegal en Chocó
Desde Líbano, Estados Unidos y Bolivia lideraban red de minería ilegal en Chocó. Foto: Ejército
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido