Mientras los precios del café mejoran por los del dólar, el bolsillo de los productores cafeteros, no refleja esa misma situación, dijo Carlos Ocampo, coordinador del Movimiento Dignidad Cafetera. Afirmó, que desgraciadamente el fenómeno del niño a venido afectando las calidad del grano, lo cual hace que el producto deba venderse más barato, por lo que no hay los dineros suficientes para responderle a los bancos. El gobierno nacional ha ofrecido algunos subsidios por soqueo y para quienes siembran, sin embargo éstos no son suficientes para cumplir con los compromisos, lo que pone en problemas a las entidades bancarias porque son varios los cafeteros adeudados.