En un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud, se  sitúa a Cali como la segunda ciudad con menor contaminación ambiental de América Latina. La Organización Mundial de la Salud mide la concentración de partículas inferiores a los 2,5 micrómetros presentes en el aire, para establecer un patrón de comparación entre las grandes urbes con más de un millón de habitantes, y organiza los resultados en ug/m3, es decir, microgramos por metro cúbico de aire. En América Latina, la única ciudad que está por debajo del promedio recomendado por la Organización es la brasileña Salvador, en el estado de Bahía, conocida como la primera capital del Brasil (9,2 ug/m3), y le sigue Cali, la única colombiana por debajo de los 19 ug/m3. Sello de carbono neutro organizacional, otro aporte del Dagma Cali es pionera en la implementación de un sello que certificará a las empresas e industrias en la reducción de la huella de carbono organizacional. Es el primer proyecto puesto en marcha en el país, liderado por el Dagma con el apoyo de la CVC. 30 empresas caleñas de los sectores industrial y de servicios comenzaron este programa, orientado por Icontec, que además de incentivar la reducción de la emisión de gases efecto invernadero, derivados de su actividad económica, le permitirán a las empresas levantar el inventario de sus emisiones, medir su huella de carbono e implementar acciones de compensación para alcanzar niveles de neutralidad en sus emisiones. Igualmente, la Directora del Dagma, María del Mar Mozo, enfatizó que el sello que se otorgará a las empresas que se vincularon al proyecto es un certificado internacional que posicionará mundialmente los bienes y servicios elaborados en Santiago de Cali, como territorio de productos con alta responsabilidad social empresarial y exigentes estándares internacionales.