Foto archivo RCN Radio Cali.

 

La Alcaldía de Cali implementó una nueva medida para evitar que las personas arrojen escombros o basuras en sitios inadecuados o que saquen la basura a la calle en horarios que no son permitidos por las empresas de recolección.

Ante esta situación se ha dispuesto de cámaras que estarán ocultas en motocicletas, las cuales serán maniobradas por operarios con el objetivo de disminuir la cantidad de toneladas de residuos en Cali que ya se han convertido en oportunidad de negocios irregulares en lugares no autorizados.

"Es un mecanismo que sirve para reportar en tiempo real a la Policía para que capturen en flagrancia al infractor y en lo posible le aplique un comparendo o sanción de acuerdo al Código de Policía, con esto se podrá identificar la identidad de la persona, donde vive. Con esta medida se ha logrado identificar a un número importante de infractores, quienes son reportados por este nuevo sistema y posteriormente llevados al Dagma, a la Policía y a la Secretaría de Seguridad y Justicia, para que ellos como autoridad asignen las sanciones necesarias", explicó Rubén Olarte, quien es el director de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos Municipales.

Según las cifras entregadas son más de 700 toneladas de residuos que a diario son depositados en lugares clandestinos de la ciudad y que generan contaminación siendo el oriente de Cali, el centro de la ciudad y los barrios ubicados en el sector del Jarillón del río Cauca, las zonas con mayor impacto ambiental negativo.

La multa para las personas que sean sorprendidas con esta infracción es alrededor  de 751.000 pesos.