Andrés Mauricio Lugo López, el capitán del ejército que fue asesinado en el Urabá antioqueño, era oriundo del municipio de Roldanillo, aquí en el Valle del Cauca,  y se preparaba para hacer el curso de ascenso a Mayor,  al cual ya había sido convocado, indicó su tío Alvaro Arango.

 

El uniformado tenía 30 años de edad y fue atacado con una granada y disparos de fusil, cuando se desplazaba en su vehículo particular, con su esposa y su pequeño hijo de cinco años. El pequeño salió ileso, la esposa del oficial está delicada de salud pero fuera de peligro.

 

Hasta el momento se desconoce si los despojos mortales del capitán Lugo, será trasladado a su pueblo natal, o será sepultado en esa localidad. El oficial estaba adscrito a esa brigada y se encontraba disfrutando de su periodo de vacaciones, manifestó su tío.