Mediante una Carta Pastoral, el Arzobispo de Popayán; Iván Antonio Marín López, se pronunció frente a la Fiesta de Reyes; una celebración, y nombre, que ahora toman los antiguos Carnavales de Pubenza. Ha dicho Monseñor que este acontecimiento que se celebra en la Iglesia el 6 de enero de cada año y se conoce en la liturgia como Solemnidad de la Epifanía, es culturalmente la Fiesta de los Reyes. “En Popayán se trata de una celebración que se ha llevado a cabo desde hace siglos pero desde hace 50 años, aproximadamente, ha tomado un perfil más profano donde se presentan no pocos excesos”. Indicó que se pretende que en este año venidero, la Solemnidad de la Epifanía sea una nueva oportunidad de rescatar los valores religiosos y culturales sobre los que está fundada la Ciudad. “La Alcaldía Municipal y la Arquidiócesis de Popayán han unido sus esfuerzos para la preparación de una Fiesta de Reyes en la que todos se sientan vinculados a través de los actos religiosos, las tradiciones culturales y la diversidad étnica que deben ser fuente de unidad”. Así mismo invito a todos los habitantes de Popayán a que acaten las indicaciones de la Alcaldía Municipal sobre las denominadas “zonas de juego” y que en consonancia con el mensaje del Papa Francisco acerca del “Cuidado de nuestra casa común”, se evite el mal uso del agua. Exhorto a los sacerdotes y a los fieles a la participación masiva en la celebración eucarística y la representación teatral del Auto Sacramental de Reyes el 6 de enero de 2016 que tendrá como lugar el atrio de la Catedral Basílica a las 8:30 de la mañana con la procesión de entrada. Invitó a todos a llevar este día sus dones representados a través de víveres no perecederos y pañales desechables para adultos que serán entregados como ofrenda solidaria a los asilos de ancianos de la Ciudad.