Tras varias semanas de investigación el Gaula de la Policía Nacional logró desarticular una banda escolar que se dedicaba a la extorsión en un plantel educativo de Tuluá. En la acción, los uniformados  aprehendieron  dos menores de 15 y 17 años. De acuerdo con el reporte oficial, los aprehendidos exigían dinero a un compañero de 13 años por no agredirlo físicamente. La investigación logró detectar a los jóvenes, quienes exigían $30 mil o unas zapatillas con el propósito de no atacar a otro estudiante de la institución, plazo que se vencía al  término de la jornada escolar. Los adolescentes fueron sorprendidos en flagrancia, cuando cobraban la exigencia económica a su víctima. De acuerdo con información entregada por testigos a las autoridades, los detenidos se identificaban como 'los Pokemón', para intimidar a los demás menores mediante agresiones verbales y físicas.