El gobierno municipal construirá un centro de protección que busca atender a las personas que sean conducidas por riñas o cuya integridad se encuentre en peligro.

Dicha sede que nace del Código Nacional de Policía, busca que cualquier ciudadano que se encuentre en las calles en estado de embriaguez o bajo el efecto de sustancias psicoactivas y que represente un riesgo para otro o cuya vida esté en peligro, sea remitido a este lugar donde se le brindará atención integral.

El secretario encargado de Seguridad y Justicia de Cali, Pablo Uribe, explicó que con lo anterior, se diseñará un programa para disminuir el riesgo de riñas, homicidios o de cualquier tipo de delito en las calles de Cali.

La inversión para el Centro de Protección a Personas en Cali, que hace parte de una estrategia de prevención, es de 10.000 millones de pesos, cifra que está sujeta a cambios y que podría ser mayor según lo que el proyecto requiera.

Para la administración caleña, la capital vallecaucana requiere de este tipo de espacios, debido a la alta tasa de homicidios que anualmente se registran, doblando la media nacional por cada 100 mil habitantes y cuya segunda causa en la ciudad, son las riñas.