Foto cortesía Gobernación del Valle.



Se trata de dos clínicas pertenecientes a la Institución Prestadora de Salud Davita SAS en la que se detectó la presencia de la bacteria Ralstonia Picketti, en 131 usuarios del servicio de hemodiálisis.

La gobernadora encargada del Valle y secretaria de Salud, María Cristina Lesmes, dijo que se implementaron medidas de salud pública con acompañamiento del Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud, para evitar que se presenten nuevos de pacientes infectados con la bacteria.

“La decisión en un cierre preventivo para el manejo de un brote que no ha terminado y que está en estudio. Esto nos permitirá garantizar las condiciones de esterilización de una de las dos clínicas, el manejo de los pacientes sintomáticos en la segunda y la reubicación a través de las eps de los pacientes que no tienen riesgo o que tienen bajo riesgo”, explicó.

Además, Lesmes dijo que según las investigaciones adelantadas por el Grupo de Inspección, Vigilancia y control de la Secretaría de Salud departamental, la bacteria fue detectada desde el pasado 11 de diciembre por el prestador de salud Davita en sus sedes del norte y sur de Cali, situación que fue reportada el 20 de diciembre anterior a la Secretaría de Salud que una vez notificada, inició las acciones correspondientes de seguimiento.

“La bacteria Ralstonia Picketti no es común pero aparece asociada a pacientes con condiciones de supresión de su sistema inmunológico como son los pacientes con dificultades renales que requieren hemodiálisis”, puntualizó.

Los 131 pacientes que resultaron infectados, en su mayoría adultos mayores, se encuentran estables y reciben tratamiento en varias clínicas de Cali.

Las EPS del régimen contributivo y subsidiado que tenían convenio con la ips Davita SAS son: Coosalud, Inpec, Policía, Nueva eps, Mayamás, entre otras.

Por lo tanto, se busca determinar si el fallecimiento de dos usuarios del servicio de hemodiálisis registrados el 22 de diciembre pasado y el 3 de enero de 2018, está relacionado con la presencia de la bacteria.

La bacteria que ocasiona signos de infección, causa entre los infectados fiebre y escalofríos, y hasta el momento no ha sido encontrada la fuente de infección; lo único que se ha determinado con exactitud es que esta hace presencia en las dos sedes de la IPS antes mencionada.

“Las condiciones de habilitación de la clínica son excelentes, no hay dificultades ahí, estamos revisando los procesos administrativos y de atención, especialmente en los pacientes que tienen catéteres porque son los que tienen el riesgo mayor y porque la infección está asociada a ellos”, subrayó la funcionaria.