Cargando contenido

Las fuertes lluvias generaron la creciente de varios afluentes, entre ellos, el caudal del río Mira que dejó varios daños.

El Rio Mira se metió en las casas de los habitantes de Imbil+i
Cortesía Geovanny Vallecillas.

La temporada invernal en el departamento de Nariño afecta especialmente el pie de monte y los municipios costeros. En las últimas horas unas 2.000 personas resultaron damnificadas por la creciente del río Mira, en la zona rural de Tumaco. 

El caso más preocupante se registra en la vereda de Imbilí que hace parte del corregimiento Consejo Comunitario Alto Mira y el de Frontera, en donde la creciente del río afectó a las familias que viven allí.

Lea además: Raptaron un cadáver positivo para COVID-19 de una clínica en Tumaco

“Las aguas del río se entraron al pueblo y toda la noche llovió muy fuerte, incluso hubo una tormenta eléctrica y las casas de miles de familias se inundó por completo, los cultivos y los animales nos toco ubicarlos en unos puntos estratégicos para que no se los llevara la creciente", narró a RCN Radio uno de los habitantes.

"Nosotros hacemos parte de la zona rural de nuestra comunidad de Imbilí que esta conformada por unos 2.500 habitantes, y todos se vieron afectados”, expresó Geovanny Landazury Vallecillas, representante de la comunidad de Imbilí, ante el Consejo Comunitario de alto Mira y Frontera. 

Le puede interesar: Indígenas del Cauca denuncian que fueron insultados por funcionarios del Gobierno

El representante de la comunidad mostró su preocupación por lo efectos que esta situación pueda generar, no solo por los daños en las casas, sino por los efectos colaterales que derivan de la situación de cuarentena y el aislamiento por la pandemia.

A  esa situación se suma el deslizamiento de tierra que se presentó esta semana en el municipio de Ricaurte, donde debieron cerrar la vía al mar hace pocos días.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido