Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Deudas EPS
Trabajadores del hospital Tomás Uribe Uribe de Tuluá.
RCN

La Federación de Sindicatos Médicos del Valle del Cauca ha denunciado que las millonarias deudas de las Entidades Prestadoras de Salud (EPS) podrían generar el cierre de cinco hospitales de la región.

Según la denuncia, son más de 400.000 millones de pesos que le adeudan las EPS a los hospitales, lo que genera el atraso del pago de salarios a los funcionarios y también la escasez de medicamentos.

“La billonaria deuda que tienen las diferentes EPS con las clínicas y los hospitales están llevando al borde del cierre por el colapso económico a los mismos. En el Valle del Cauca por lo menos cinco de los hospitales públicos están ad portas de cerrar sus puertas, esta situación va conllevar en una disminución en la atención que tanto lo necesitan la población menos favorecida”, aseguró Jorge Enrique Enciso, presidente de Felcomed.

Le puede interesar: Con plan especial buscan golpear el narcotráfico en el norte del Valle

De acuerdo con la secretaria de Salud, María Cristina Lesmes, Emssanar, Nueva EPS y  Coosalud, son las EPS que más le adeudan a la red pública hospitalaria del departamento. 

“Tenemos una situación dramática, dos meses sin pagar salario, un mes sin pagar salarios y una deuda de $446.000 millones, de los cuales $160.000 millones corresponden a Emssanar, el segundo gran deudor es la Nueva EPS y el tercero es Coosalud, entonces es muy difícil y estamos solicitando al señor Ministro de Salud con la Superintendencia de Salud para que nos acompañe en cobro y pago, dijo la funcionaria.

Lea también: ELN está financiando a grupos urbanos para actos vandálicos el 20 de julio: Policía

Entre tanto, los trabajadores del Hospital Tomás Uribe Uribe del municipio de Tuluá, decidieron cerrar las puertas para la atención del público, porque las EPS le deben al centro asistencial más de 90.000 millones de pesos. 

“Es lamentable que la  salud no sea prioridad para el gobierno departamental y se prioricen otros temas de región y no la difícil situación financiera que atraviesan los hospitales del Valle, lo que nos obliga a cerrar la consulta externa y pedimos perdón a  los usuarios  pero es la única opción que nos queda”, señaló Rodolfo Borja, presidente del sindicato del Hospital de Tuluá.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.