Fueron 122 personas contaminadas y sintomáticas con la bacteria.

La clínica Davita SAS, en la que entre los meses de diciembre de 2017 y enero del presente año, se presentó una muerte asociada a la bacteria Ralstonia Picketti, dio a conocer que se logró establecer que la bacteria que le causó la muerte a un paciente de la sala de hemodiálisis de dicha institución, provino de un medicamento contaminado.

Fueron 122 personas contaminadas y sintomáticas con la bacteria, de las 707 atendidas por la IPS Davita en sus sedes del norte y sur de Cali.

Se determinó que nueve pacientes perdieron la vida por complicaciones propias de la enfermedad, según lo reveló en su momento el Instituto Nacional de Salud y la Secretaría de Salud del Valle.

En un comunicado de prensa Davita SAS, precisó que el medicamento alterado, fue suministrado por un proveedor local que presta sus servicios en el mercado colombiano.

Hasta el momento, las entidades que llevan la investigación del caso, entre ellas el Invima, no se han pronunciado sobre estos resultados dados a conocer por la institución médica que según afirma, se descubrieron después de análisis de laboratorio realizados por expertos clínicos desde la aparición de la bacteria.

El comunicado de prensa añade que: “DaVita compartió estos resultados y la metodología de desarrollo de pruebas a los representantes de las instituciones públicas de salud, incluyendo el Invima, para que puedan investigar separadamente y formar sus conclusiones de manera independiente”.

 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido