Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Clínica Unidos por la Vida
Clínica Unidos por la Vida
Cortesía Alcaldía de Cali

Una clínica en el sur de Cali que cual recibió una millonaria intervención para ser acondicionada y atender pacientes exclusivos con casos covid, después de abrir sus puertas el pasado mes de julio, podría cerrarlas la próxima semana.

Se trata de la clínica Unidos por la Vida, anteriormente conocida como Champagnat, que dejaría de funcionar el 24 de noviembre por falta de recursos para mantenerla abierta.

Le puede interesar: Asesinan a un policía en Florida, Valle del Cauca

La alerta se dio en el Concejo municipal, al término de un debate de control político, donde la comisión de institutos indicó que el cierre se podría dar por el vencimiento del comodato con el agente liquidador de la EPS en liquidación y por falta de recursos de la ESE Oriente, para sufragar los gastos de funcionamiento de este centro asistencial.

“Dicha clínica ha incurrido en gastos de funcionamiento por $7.887 millones, mientras que la facturación radicada a la fecha suma apenas $2.207 y no han recibido el primer peso por la atención de pacientes con covid– 19, porque las cuentas apenas se pasaron en agosto y no tienen contratos sino cartas de compromiso de las EPS”, indicó el concejal Fernando Tamayo uno de los citantes al debate.

Esta situación pasa cuando en Cali y el resto del departamento, se ve una leve alza en los casos covid, que según la Secretaría de Salud municipal, es producto de la indisciplina social y que ha ocasionado que la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos, UCI, esté en 57 % con un aumento de 600 reportes diarios. 

Una de las opciones para salvar la clínica, es hacer un cambio de administración, la cual actualmente está en manos de la ESE Oriente, clínica que no es rentable porque la ocupación de las UCI no supera el 50 % y como no se pueden atender pacientes de otras patologías, no hay posibilidad de obtener recursos por otra vía diferente a los del covid. 

“El funcionamiento al mes de la clínica vale $1.700 millones, el gerente dice que se pueden facturar $1.200 millones, pero que por glosas se recuperarían apenas $900 millones, es decir un déficit de $800 millones, casi la mitad de lo que les cuesta funcionar. Es urgente buscar recursos, porque la clínica va a quebrar la ESE Oriente, hay que darle oxígeno urgente o se deja sin servicios básicos de salud a la población que vive en el Distrito de Aguablanca”, anotó Tamayo.

Oscar Ipia López, gerente de la ESE Oriente, explicó que ante la crítica situación financiera de la clínica, se hizo a comienzos de esta semana una mesa de trabajo con la Secretaría de Salud y los departamentos municipales de Hacienda, Planeación y Jurídica, donde se espera que se defina si la clínica Unida por la Vida seguiría prestando servicios en diciembre y cómo se pagarían los mismos. 

“Es importante dejar claro que nosotros pasamos las facturas por la atención prestada de la clínica en el mes de agosto. Como ustedes saben las EPS pagan a 30, 60 y 90 días. Por fortuna hemos cumplido con la labor de descongestionar la red pública de pacientes covid- 19 pero ya en este momento, sí la clínica debe seguir operando, a partir del 24 de noviembre, nos vamos a ver afectados”, expresó el gerente de la ESE oriente.

Lea también: Ciudadano grabó el homicidio de un hombre en Cali

Los equipos de las UCI tendrán que reubicarse a la red de salud del departamento si se cierra la clínica a finales de noviembre.

"Es muy grave porque cuando estamos en un nuevo pico nos quedemos sin las camas UCI, que se necesitan para atender el incremento de casos y que la ESE se quede con los equipos es complicado porque ellos atienden procedimientos de baja complejidad”, enfatizó el concejal Tamayo. 

Los concejales de la comisión de institutos citarán a la secretaria de Salud Miyerlandi Torres, para que explique las medidas que se tomarán desde la administración.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.