A través de un comunicado de prensa firmado por la Red de Derechos Humanos del Suroccidente Colombiano "Francisco Isaias Cifuentes", COCCAM Nariño, Juventud Rebelde Nariño, Comisión Nacional de Derechos Humanos Movimiento Político y Social Marcha Patriótica, MOVICE Nariño y CPDH Nariño, se pone de manifiesto este hecho que complicaría el avance de las investigaciones. Las denuncias de la comisión verificadora fueron las siguientes, según el citado comunicado: "1. Agentes de la Policía el día 6 de octubre, a las 6:00 a.m. alteraron pruebas al cortar palos y raspar palos que tenían impactos de proyectil de arma de fuego. 2. Periodistas (sin especificar medio) llegaron a la zona y cuando los campesinos les indicaron rastros de sangre y vainillas sobre el piso un periodista cubrió con tierra la sangre y las vainillas de proyectil de arma de fuego. 3. Hasta pasado el mediodía del día 7 de octubre, no se había hecho el acordonamiento y aislamiento del lugar de los hechos. 4. En la recepción de declaraciones los investigadores del CTI se han centrado en recibir denuncias de los habitantes de los alrededores y de los más de 200 campesinos interesados en declarar propusieron solo recoger declaraciones a 5 personas. Igualmente que algunos agentes del CTI “orientaban” a los campesinos sobre las declaraciones. 5. El día 7 de octubre, justo cuando estaban en el lugar periodistas de RCN y delegados de Defensoría del Pueblo en una zona en donde campesinos, Policía y Ejército estuvieron transitando durante los días previos, “misteriosamente” agentes del CTI “encontraron un artefacto explosivo”. Para la comunidad se estaría pretendiendo constituir un nuevo montaje en relación con lo ocurrido en el lugar". En conclusión, para la misión de verificación, existió alteración y contaminación de la escena de la masacre en la vereda el Tandil de Tumaco, que afecta la imparcialidad de investigación desarrollada por la Fiscalía General de la Nación, infiere la comunicación conocida por RCN Radio.