Cargando contenido

Los artistas se encuentran en un aeropuerto turco a la espera de obtener recursos para regresar a Colombia.

Un grupo de bailarines de salsa se encuentran en un aeropuerto de Turquía, a la espera de recursos para regresarse a Colombia
Los familiares de los bailarines solicitaron apoyo al Ministerio de Relaciones Exteriores para que estos puedan regresar al país.
Cortesía familiares de los jóvenes

Los doce bailarines que hacen parte de una compañía de baile caleña, viajaron el pasado 16 de abril a la ciudad de Antalya en Turquía, donde realizarían múltiples presentaciones.

De acuerdo con los familiares de los adolescentes cuyas edades oscilan entre los 15 y 23 años de edad, una vez arribaron a territorio turco, el promotor que los había contactado a través de un profesor en Colombia, se negó a pagarles lo que les debía.

Así lo narró Martha Cecilia Payán, progenitora de uno de los bailarines, quien explicó que los jóvenes a quienes les fueron retenidos sus documentos, se encuentran en un terminal aéreo, debido a que no cuentan con recursos para viajar a su tierra natal.

Le puede interesar: Con cámaras, buscan reducir agresiones a guardas de tránsito de Cali

“Esa persona que los entusiasmó, les mintió y los tiene pasando trabajos.  Como madre espero que todo se solucione y que nuestros hijos puedan venir a Colombia. Nunca les pagaron y les salieron con mentiras y los echaron a la calle por lo que tuvieron que hacer una recolecta para poder suplir sus necesidades”, explicó la madre de familia.

Luis Eduardo Hernández, director de la academia Swing Latino, afirmó que esta situación delicada, se repite con jóvenes bailarines que viajan a países como Turquía, en búsqueda de un sueño, pero sin la experiencia que requiere salir del país.

Este caso no es nuevo, esto viene pasando hace mucho tiempo. Comienzan a viajar una serie de escuelas sin permisos, con directores, padres de familia o jóvenes que llevan viajando tres días y forman un grupo para irse para allá, no les importa si no salir del país”, indicó Hernández.

“Llegan allá y les dicen por ejemplo que les van a pagar U$700 dólares y luego les dicen que no es ese dinero, sino 400; y de ahí tienen que pagar la comida, el hospedaje y otras cosas. Los empresarios afirman no estar de acuerdo y es en ese momento cuando les retienen el pasaporte, los obligan a que tienen que trabajar, a prostituirse”, añadió el director de Swing Latino.

Lea también: En firme condena a juez de Cali por entregar bienes en extinción de dominio

Los bailarines de salsa que estuvieron a punto de ser detenidos por las autoridades al no contar con un permiso para laborar en dicho país, se encuentran a la espera de recolectar el dinero para poder regresarse a Colombia, por lo que solicitaron apoyo de la Cancillería colombiana.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido