Cargando contenido

Colprensa

En asamblea permanente se declaran las comunidades indígenas del departamento del Cauca luego de la captura de Feliciano Valencia, ex consejero del Consejo Regional Indígena del Cauca Cric, sindicado de secuestro.



En diferentes zonas de la región se dio inicio a la movilización de comunidades para concentrarse en La María Piendamó y en la ciudad de Popayán esta semana.

Las autoridades indígenas anuncian que tramitan el procedimiento administrativo para que la justicia garantice la diversidad étnica y cultural con el trato de la ejecución de la pena impuesta al líder en segunda instancia, por el Tribunal Superior de Cauca. Un recurso de casación será interpuesto ante el organismo.

Como persecución política y criminalización de la protesta es catalogada por las organizaciones sociales del país la captura y posterior condena impuesta. Valencia es procesado por los hechos ocurridos en octubre de 2.008 cuando el Cabo Tercero del Ejército, Jairo Chaparral, fue retenido por los nativos durante la Minga Indígena y Social.

De acuerdo con los nativos Chaparral estaba infiltrado en la protesta y actuaron en el marco de su jurisdicción indígena. Para el Tribunal, el militar fue sometido a malos tratos cuando fue obligado a subir a una camioneta para ser llevado a una vivienda donde permaneció amarrado.