Concejal de Cali, Norma Hurtado.

  [imagewp:20132] Concejal de Cali, Norma Hurtado. El esquema de seguridad de los concejales de Cali ha desmejorado porque en reiteradas ocasiones se quedan con el servicio de un escolta, cuando el mismo está compuesto por dos policías, denunció la cabildante, Norma Hurtado. En ese sentido, manifestó, que “esa situación se viene presentando porque el uniformado tiene que prestar el servicio a otros personajes o dedicarse a otras actividades”. De igual forma, subrayó, que ese hecho pone en riesgo la vida de los dirigentes políticos, sobre todo cuando se adelanta una jornada electoral. “Para nadie es un secreto que en algunos barrios hay animadversión por la clase política”, expresó la concejala del Partido de la U. De otra parte, el concejal, Harvy Mosquera, afirmó, que durante dos meses ha estado sin el acompañamiento de la motocicleta de la policía porque el uniformado se accidentó en tres oportunidades. “La seguridad no se puede prestar con un hombre a pie”, aseveró el dirigente político del Partido Conservador. Finalmente, la presidenta del Concejo de Cali, Clementina Vélez, dijo que solo se quedó con un escolta porque el otro tiene derecho a dos días libres, toda vez que fue condecorado. “Se van los escoltas a vacaciones y no hay como reemplazarlos. Tenemos que decir la verdad y tomar decisiones”, añadió la dirigente del Partido Liberal. En la plenaria del Concejo de Cali se pidió una explicación al comandante de la Policía, general, Hoover Penilla.