Una mujer de 34 años denunció que fue abandonada por una ambulancia, cuando registraba intensos dolores y anomalías orgánicas, cuyo testimonio y ayudas audiovisuales recogió el Defensor del Paciente de la Alcaldía de Cali, Alexander Camacho. En ese sentido, el funcionario, manifestó que la paciente fue trasladada desde del Hospital San Juan de Dios hasta la clínica Rafael Uribe, pero esta IPS solo inicia el servicio de atención de pacientes después de la 7 de la mañana. Como faltaba más de media hora para acceder al inmueble, entonces, se quedó sola en una panadería, hasta que se cumpliera con el debido horario. “Estos hechos reprochables serán notificados ante las Secretarías de Salud del  Valle y  Cali con el fin de que se apliquen las sanciones respectivas”, enfatizó el servidor público. De la misma manera, subrayó, que las  puertas de la ambulancia estaban amarradas con un cable, lo que pone en peligro la vida de los enfermos. También, agregó, que la mujer se encuentra hospitalizada en el Club Noel, pero se está buscando un cupo para hacerle una intervención en el Hospital Universitario del Valle.