Cargando contenido

Unas 900 hectáreas de bosque ha consumido el incendio.

incendio
Foto: Cortesía Ministerio de Ambiente.

Desde hace seis días arden los bosques en Unguía, en el Darién chocoano, donde un incendio forestal no ha podido ser controlado en su totalidad.

A pesar de las labores que adelantan las pobladores, la Defensa Civil y el cuerpo de bomberos no se han sofocado las llamas, que ya han consumido al menos 900 hectáreas de capa vegetal y se desconoce la afectación a las especies de fauna, sobre todo a la tortuga hicotea.

El coordinador de Gestión de Riesgo de la localidad, Rodrigo Restrepo, aseguró que aún hay focos del incendio en el resguardo indígena Archía que han sido difíciles de controlar por las condiciones agrestes de la zona y las altas temperaturas.

“Son terrenos pendientes y están bastante retirados  por eso se dificulta controlar varios focos al tiempo. La situación es muy difícil, los terrenos están retirados, lo que complica la presencia de los bomberos y las máquinas en la zona”. 

Entre tanto, las fuertes temperaturas que alcanzan hasta los 32 grados centígrados, además de los fuertes vientos, han mantenido vivas las llamas de este incendio forestal en el sector de La Isla y la Ciénaga, muy cerca al río Atrato. Un equipo de 25 personas tratan de evitar que se propague el fuego y que el incendio sea controlado en un 100 por ciento. 

La principal hipótesis apunta a que el incendio fue provocado por la imprudencia de personas que hicieron quemas para buscar especies como tortugas hicotea. Rodrigo Restrepo pidió a las autoridades una investigación para evitar que estos hechos que afectan los ecosistemas queden en la impunidad.

La Fiscalía ya tiene una denuncia sobre este caso, pues las autoridades ambientales y de gestión del riesgo sostienen que el incendio fue provocado por manos del hombre que hicieron quemas para cazar a la tortuga hicotea.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido