Cargando contenido

Después de haberse registrado una alerta en Cali por la presencia de una bacteria en las dos clínicas pertenecientes a Davita SAS, la gobernadora encargada del Valle del Cauca y secretaria de Salud, María Cristina Lesmes, indicó que continúan en observación los 131 pacientes que estuvieron expuestos a dicha bacteria.

Cabe recordar que las dos sedes de la clínica fueron temporalmente cerradas como medida preventiva debido a que esta entidad es de un mismo prestador y son atendidos varios usuarios pertenecientes a nueve eps con las que tienen convenio.

“Esta bacteria no es común y está asociada a pacientes con dificultades renales que requieren hemodiálisis. Es una medida preventiva que estamos tomando para hacer los respectivos análisis aunque vale la pena resaltar que los pacientes continúan en observación y hasta el momento se encuentran estables”, afirmó Lesmes.

Indicó que las personas con mayor riesgo son los adultos mayores debido a que los síntomas están asociados a ellos.

Así mismo la Clínica Esensa, entidad que le tiene alquilado un espacio a la Clínica Davita SAS en la sede sur, emitió un comunicado refiriéndose a la actual problemática que están afrontando los pacientes de la primera clínica, en donde informan lo siguiente:

La Clínica Esensa (PROVIDA FARMACÉUTICA SAS) se permite  informar a la opinión pública que de acuerdo a comunicaciones emitidas por las autoridades de salud del Valle del Cauca, es de público conocimiento que al operador  del servicio de diálisis DAVITA SAS le ha sido impuesta medida de cierre temporal parcial de sus sedes norte y sur.

Es de anotar que la sede sur de DAVITA SAS actualmente está ubicada en edificación propiedad de la Clínica Esensa. Entre ambas entidades existe un acuerdo vigente para el funcionamiento de Unidad de Diálisis, pero su operación, personal asistencial, equipos, aseo y disposición de residuos obedece a un manejo autónomo definido exclusivamente por DAVITA SAS.

La gerencia de la Clínica Esensa y todo su personal, lamenta profundamente la situación que atraviesan los 131 pacientes de DAVITA SAS, hasta ahora afectados, pero espera aclarar a la ciudadanía y autoridades que las circunstancias actuales no afectan a nuestros usuarios.

Germán Arana, coordinador médico de la clínica Esensa señaló que “a partir de la fecha en que se conoció la existencia de la bacteria se intensificaron los controles pertinentes y se activó un plan de contingencia”.

Se pide a los usuarios no alarmarse y no cancelar los diferentes procedimientos y citas que tengan con la Clínica Esensa, pues en ninguno de nuestros servicios se ha propagado la bacteria y a los pacientes que han tenido vínculo de atención entre DAVITA SAS y Esensa se les han practicado pruebas de rigor cuyos resultados han sido todos negativos.

Finalmente afirmó el vocero que se confía en el manejo que las autoridades y la entidad de salud para el control de la situación y el restablecimiento de la salud de los afectados por la bacteria.