Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Contraloría evidenció presunto detrimento patrimonial en HUV

 

Lo anterior se desprende de una auditoría regular realizada a la vigencia 2015 en el Hospital Universitario, Evaristo García, en la que además el contralor del Valle, José Ignacio Arango, se evidencia un concepto desfavorable en la gestión fiscal.

La Contraloría arrojó un total de 83 hallazgos, de los cuales 30 tienen connotación disciplinaria, 10 son de tipo fiscal y 6 de tipo penal.

Entre los hallazgos que Arango calificó de graves figura por ejemplo los recursos entregados a terceros sin que se haya recibido bienes o servicios a cambio. En dicha auditoría se descubrió que en el periodo comprendido 2009 y 2015 el HUV entregó anticipos a 124 acreedores por valor de $ 2.208 millones de pesos, sin que se recibiera nada a cambio de ello.

Otro de los puntos que llamó la atención en la auditoría que tuvo una duración de 20 días, es que del total de la cartera acumulada a finales del año pasado por concepto de servicios de salud, cuya cuenta asciende a los $ 219.000 millones de pesos, sólo se reporta un cobro coactivo de $ 8.000 millones de pesos  aproximadamente.

El contralor del Valle comentó de igual manera que preocupa sobre manera la tercerización de servicios con las empresas Globalex y Hemodinamia – Miocardio S.A.S.

De igual forma se destaca en la auditoría, los pagos no justificados de imprevistos, anticipos sin ejecución y diseños sin uso. En esta oportunidad, el Hospital habría efectuado pagos en contratos de obra que asciende a los $ 2.3 millones de pesos; añade la Contraloría que en un contrato de interventoría se habría presentado una sobrevaloración de actividades que no fueron justificadas por $ 35 millones de pesos.

La auditoría también reveló que equipos de salud y otros elementos médico científicos por valor de $ 128 millones de pesos, se encuentran archivados en bodega y no están siendo utilizados para el servicio de los pacientes.

Finalmente, el contralor departamental indicó que es necesario concluir un proceso, tras realizada la auditoría, para compulsar copias a los órganos de control como la Fiscalía General de la Nación, la Contraloría General de la República y la Procuraduría General de la Nación, para que inicien los correspondientes procesos ante los responsables de dichos hallazgos.