Los contratistas incumplidos y corruptos serán vetados por la administración caleña, aseguró el alcalde, Maurice Armitage. De hecho, indicó, que las denuncias tienen que ser radicadas en la recién creada  Oficina de Contratación,  a  fin de incluirlos en la lista negra. El mandatario local reaccionó de esa manera, luego de recibir las quejas de la comunidad el barrio San Luis, donde se reunió con los líderes sociales del norte de la ciudad. En ese encuentro se conoció que el contratista JJ Bernal, dejó obras inconclusas en parques y sedes comunales.