Cargando contenido

Foto referencial de Ingimage

 

Aquellos colegios que pidan en las listas escolares y que no aporten directamente al proceso académico de los estudiantes, tienen controles especiales por parte de las autoridades en Cali.

Así lo dio a conocer la secretaria de Educación Municipal, Luz Elena Azcarate, al advertir que las instituciones educativas pueden recibir llamados de atención por hacer exigencias no permitidas y que más de 200 colegios privados en la ciudad presentaban irregularidades en sus listas escolares.

"Desde el año pasado sacamos una resolución en abril de 2017 donde obligábamos a los colegios privados y a los públicos, presentar antes que iniciará el año lectivo su lista de utilices escolares, esto con el fin de constatar que no estuvieran pidiendo exigencias o elementos innecesarios que no contribuyeran para anda en el desarrollo de los estudiantes. Este año con la inspección que hemos hecho se han requerido más de 300 establecimientos escolares a los que le hemos dicho que se atemperaran a lo exigido por la ley como cosas inútiles entre ellos papel higiénico o dinero para bonos o excursiones", explicó Azcarate.

La titular de la dependencia de educación, señaló también que todas las instituciones educativas en la ciudad cuentan con unos valores establecidos en las matriculas para que no se presenten cobros extras en este tema.

"Los padres de familia deben conocer que cada colegio tiene una resolución de costos que determina cuanto es el valor máximo que se puede cobrar por matricula o por el grado de los estudiantes y no pueden exigir más dinero de lo ya estipulado", agregó.

Los padres de familia que quieren denunciar irregularidades ya sea en la lista de útiles escolares u otros temas educativos, lo podrán hacer en las oficinas de Inspección y Vigilancia en el sexto del Edificio San Marino ubicado en la calle 14 # 6N-23 donde la Secretaria de Educación ha dispuesto de un equipo de control que además de atender las quejas, adelantará visitas a las instituciones educativas.