Foto RCN Radio Cali.

  La resolución del organismo ambiental de Cali, Dagma establece que 227 animales que permanecen en el refugio Villa Lorena, ubicado en el barrio Floralia, deberán pasar a disposición de esta autoridad, de los cuales el 70 por ciento serán llevados a hábitat naturales. En el escrito se estipula además que siete de estos ejemplares deben ser sometidos a protocolo de eutanasia o trasladados a otro lugar que preste las condiciones adecuadas para su supervivencia. “hasta el momento ninguno de los animales será sacrificado. Para estos siete animales, lo que dice la resolución es que: de no conseguirse refugio con condiciones y permisos de ley, deberían ser sacrificados, pero esta no es la situación”, aclaró Alfonso Rodríguez Devia, director del Dagma. Añadió que los procedimientos están ajustados a unas directrices de los órganos de control, según las cuales se establece el cumplimiento oportuno de la labor, que para este caso corresponde a un organismo de carácter ambiental. “Este lugar no cumple con ninguna de las condiciones para funcionar como refugio por lo que deben ser trasladados estos animales”, añadió.   Los defensores de derechos animales insistieron en que los animales deben pasar por un proceso de readaptación a un nuevo ambiente antes de ser liberados o llevados a nuevos refugios.