Cargando contenido

La zona rural del municipio del note del Cauca, fue escenario de enfrentamientos entre grupos armados ilegales que dejaron dos muertos.

El Defensor del Pueblo inspeccionó lo ocurrido en el municipio de Corinto.
Cortesía Defensoría del Pueblo

Carlos Negrete, Defensor Nacional del Pueblo llego hasta las veredas El Crucero y San Pedro, de la parte alta del municipio de Corinto, en el Cauca, escenario de enfrentamientos entre disidencias de las Farc y el EPL, al parecer por el control del negocio de los cultivos de coca.

Lea aquí: Líderes sociales piden a ELN y EPL detener enfrentamientos

Este es un evento que se veía antes en Colombia y que hoy vemos en la parte alta de Corinto, dos ciudadanos que fueron asesinados el sábado pasado y estamos aquí, porque como consecuencia de este asesinato y la incineración de dos vehículos, hay 76 familias desplazadas", señaló Negret tras hacer un  llamado para apoyar a las familias de Corinto que están viviendo la violencia entre "las disidencia de Las FARC y EPL, por el negocio del cultivo de hoja de coca”, explicó el Defensor. 

En su recorrido el funcionario se encontró con el testimonio de Romelia Lei, madre de uno de los joven asesinados hace una semana, quien aseguró que sus hijos y su esposo debieron salir de su territorio por las  amenazas.

Le puede interesar: Suspenden clases en Corinto tras hostigamiento y quema de un bus

“Yo me siento preocupada porque el miércoles amenazaron a los tres hermanos, a uno ya lo persiguieron y tuvo que volarse. Por la mañana el papá se fue de aquí y yo no quise irme", expreso la mujer, después de hacer una dolorosa descripción de los hechos en los que su hijo, Werner Keops Pete Lei, fue asesinado.  

Los enfrentamientos han disminuido con la presencia del Ejército, pero entre la comunidad está latente el temor porque, cuando se retire la tropa, los violentos pueden volver a agredirlos, según lo señalaron. 

“Después de visitar estas veredas en la parte alta de Corinto, lo que tenemos que decirle a Colombia es que, lo que necesitamos es la paz. Lo que estamos viendo es la disputa entre estos dos grupos ilegales que están en el negocio del narcotráfico. Estos grupos deben sacar a los niños, niñas, adolescentes, madres y en general a toda la comunidad, de esta guerra”, concluyó el defensor Negret.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido