Cargando contenido

Cortesía Gobernación del Valle

 

En la capital vallecaucana demandarán a la clínica Davita por el contagio de la bacteria que habría causado la muerte de una mujer.

Así lo dieron a conocer familiares de la señora Gilma Ospina Gómez, de 65 años de edad, portadora de la bacteria Ralstonia Picketti, quienes manifestaron que instaurarán acciones legales contra la clínica, debido al mal manejo que según ellos le dieron al caso de la señora Gilma.

"A mi mamá no le siguieron el protocolo, cuando a una persona le cambian los catéteres, deben hacer una radiografía para ver si quedó bien puesto o está afectado algo y a ella no le hicieron nada, por qué dejaron que avanzara tanto esta bacteria, sí cuando pasaron el reporte a la Secretaría de Salud había cinco infectados por qué no detuvieron eso, por qué no tomaron las medidas necesarias para que no se esparciera el brote", expresó Paula Andrea Zuluaga, hija de la víctima, quien agregó que su mamá presentaba buenas condiciones de salud y después de la aparición de la bacteria empeoró hasta fallecer.

Por su parte la secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes, indicó que la mujer, si era portadora de la bacteria, sin embargo, su causa de muerte no está asociada a la misma y murió debido a una hemorragia que le produjo el cambio del catéter a través del que le hacían la diálisis.

Cabe recordar que el brote de dicha bacteria, encendió las alarmas en el departamento al ser detectada en los servicios de hemodiálisis del centro médico.

Hasta la fecha se reportan nueve muertes después de presentarse el brote de la bacteria. En seis de estos casos se pudo establecer que murieron por patologías distintas a lo que produce la Ralstonia Picketti. Dos casos más son catalogados como asociados, es decir, que los pacientes tenían la bacteria, pero no murieron por la misma y solo hay un caso que sería atribuible a los efectos de la bacteria, pero aún no ha sido confirmado.