Una menor de edad sufrió lesiones a manos de su padre, quien la castigó fuertemente por haber salido a la calle sin su permiso.

 

El caso se presentó en el corregimiento de Rozo, del municipio de Palmira, donde una niña de doce años había ido para pasar el año nuevo con su padre, ya que su madre está separada y reside en Cali.

 

Según la Policía, la menor decidió salir a la calle y se tardó en retornar a la casa de su progenitor, quien enfurecido por la tardanza la agredió con una botella de vino en la cabeza.

 

El coronel Mauricio García, comandante del Distrito de Policía de Palmira, explicó que la menor sufrió laceraciones en el cuello y la nuca, sin gravedad afortunadamente, por lo que luego de ser atendida en una clínica fue entregada en custodia a su madre.